A un hombre lo acusan de haber abusado varios años de una menor y está detenido

Abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual con acceso carnal, en ambos casos agravados por aprovechamiento de la convivencia preexistente con la víctima, son los delitos imputados a un hombre que ayer fue llevado a los tribunales para ser investigado después de un día antes de ser detenido. .

Un procedimiento realizado por efectivos policiales de la DDI Azul dio como resultado la detención del ahora imputado, la cual se llevó a cabo en esta ciudad en horas de la tarde del pasado lunes.

La detención había sido ordenada en el marco de la investigación de una causa penal donde a ese hombre que ahora se encuentra en prisión se le acusa de haber abusado de una menor durante varios años y de forma reiterada.

De acuerdo a lo referido a EL TIEMPO por voceros cercanos a la investigación de ese sumario penal, el imputado que tiene estos hechos se llama Matías Leonardo Altamirano y es hermano de Griselda Altamirano, principal referente del movimiento social “1 de Octubre”.

De 37 años, las mismas fuentes precisaron que el hombre que ahora se encuentra en prisión es oriundo de la localidad platense de Gonnet y propietario de una pequeña empresa dedicada a la construcción, actividad a través de la cual radica en Azul desde hace aproximadamente durante tres años, después de residir previamente también en San Bernardo.

La mañana de ayer, el imputado en este caso de abuso sexual había sido trasladado a los juzgados de Azul para ser investigado por estos delitos.

En dicha audiencia celebrada en sede judicial, asistido por el abogado que como Defensor Particular lo auspicia en la causa penal por la cual se encuentra privado de la libertad, el hombre manifestó; negando los cargos que se le imputaban y por lo que se había hecho efectiva su detención hace dos días.

El sumario penal relacionado con estos hechos de abuso sexual que se le imputa a Altamirano es instruido desde la UFI 13, que está a cargo del fiscal Adrián Peiretti.

Federico Barberena, titular del Juzgado de Garantías 2, había sido el magistrado que ordenó la detención de los imputados.

Ese juez también ordenó el allanamiento del inmueble donde anteayer, lunes por la tarde, fue detenido el presunto abusador.

De esta forma, un inmueble ubicado en Villa Piazza Centro de esta ciudad, sobre la calle Misia Barranco, se convirtió en escenario de la diligencia realizada por personal policial.

Además de hacer efectiva esta detención, el procedimiento tenía como objetivo «realizar una inspección ocular y tomar fotografías» de la vivienda donde reside el imputado, teniendo en cuenta que varios de esos episodios de abuso sexual en perjuicio de la menor que atribuyen a Altamirano como autor.

abusado

En la investigación penal que se adelanta se menciona que el imputado abusó de su víctima desde 2012 hasta agosto del año pasado. Asimismo, que estos hechos comenzaron a ocurrir cuando la menor tenía alrededor de 12 años.

Además del inmueble donde fue detenido el acusado en Azul, inicialmente una casa ubicada en el balneario de San Bernardo fue otro de los lugares donde el hombre que ahora está preso cometió estos abusos.

Todos estos hechos -se sostiene desde la Acusación y referidos en el caso- fueron cometidos por Altamirano «aprovechándose de la situación de convivencia» con la menor y «abusando de una relación de dependencia y autoridad respecto de la víctima». Además, «por su duración y circunstancias de ejecución» configuraron «un sometimiento sexual gravemente ultrajante» para la niña.

Una vez denunciada la existencia de estos hechos desde el entorno familiar de la menor e iniciada la investigación penal por la que ahora se encuentra detenido el presunto abusador, en el marco de esa causa que sigue en trámite, se le había tomado declaración a la niña, testimonio recibido en juicio a través de la Sala Gesell y como un «extraordinario avance de prueba».

A través de su versión -y también de las declaraciones de otras personas citadas a declarar en esta Investigación Penal Preparatoria- se pudo conocer la forma en que fue sometida a estos abusos por parte del imputado, que incluyó que en varias ocasiones accedió carnalmente a ella.

Para el juez que ordenó la detención del investigado, uno de los principales elementos para hacer efectiva esta medida coercitiva fue lo declarado por la niña, que el magistrado a cargo de Garantías 2 definió como un testimonio dotado de un “alto estándar condenatorio”. y a lo cual sustentaron, para hacer creíble, las versiones de diferentes testigos que también fueron citados para ofrecer sus declaraciones en relación con estos hechos de abuso sexual.

LOS DATOS

Hasta anoche, Matías Leonardo Altamirano permanecía alojado temporalmente en la sede de la DDI Azul, unidad policial ubicada en Belgrano 219. La orden que dio lugar a su detención también dispuso que se concertara un cupo con el Servicio Penitenciario Bonaerense para su posterior transferir. a uno de los penales de la región, donde debe continuar privado de libertad bajo el llamado «Sistema Alcaidías».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.