Acusado de abusar de una nena y, ahora, con prisión preventiva

Nueve días después de que fuera detenido en Tapalqué como probable autor de un caso de abuso sexual contra una niña, un empleado municipal de esa vecina ciudad fue puesto en prisión preventiva, informaron fuentes judiciales a EL TIEMPO.

de 54 años e identificado como Enrique Gustavo Gómez, la conversión de su detención en prisión preventiva fue ordenada en primera instancia por el Juez de Garantías Juan José Suárez quien entiende en este caso que desde la UFI 6 con sede en los juzgados de Azul ha adelantado la fiscal Karina Gennuso.

En ese sumario penal, Gómez sigue siendo imputado por el delito de abuso sexual simple agravado por ser cometido contra una menor de dieciocho años, aprovechándose de la situación de convivencia y por quien estaba a cargo de la guardia.

Contando con una orden del mismo Juez de Garantías que el pasado miércoles dictó la referida medida de coacción, por ese caso el trabajador municipal había sido detenido en Tapalqué el lunes 4 del presente mes. Y pendiente del otorgamiento de un cupo para su traslado a una unidad del Servicio Penitenciario Bonaerense de la zona, continúa alojado en la Comisaría Comunitaria de esa vecina ciudad, a 42 kilómetros de Azul.

En referencia al llamado riesgo procesal por el que falló a favor de la prisión preventiva para el presunto abusador, el Juez de Garantías tuvo en cuenta «la magnitud de la pena esperada» que podría imponerse en caso de ser condenado por estos hechos.

«tocamiento indecente»

Como ya ha informado este periódico, al hombre que se encuentra en prisión se le atribuyen como autor al menos dos actos de abuso sexual en perjuicio de una menor.

Según lo investigado, estos episodios se remontan al período de tiempo comprendido entre febrero de 2020 y mayo de 2021. Y según lo determinado, ocurrieron en el edificio donde vive el imputado en Tapalqué y, “alternativamente”, en un departamento de un barrio ubicado en Azul.

Por motivos familiares, la niña que aparece como víctima -quien tenía doce años cuando comenzó a sufrir estos hechos- solía permanecer temporalmente en los lugares antes mencionados. Y en momentos en que quedó al cuidado únicamente del hombre a quien ahora se le ordenó esta prisión preventiva, ocurrieron estos abusos.

“Tocamientos descarados” en el cuerpo de la menor y otros tipos de abusos de carácter sexual fueron realizados por el imputado, también se señala en el proceso penal.

Estos episodios ocurrieron cada vez que la niña pernoctaba en aquellos inmuebles donde también se encontraba el imputado, en ocasiones en que pasaba los fines de semana en esos lugares para visitar a sus familiares.

Conscientes de lo que sucedía con la menor, fueron sus padres quienes interpusieron una denuncia que dio inicio a la investigación de esta causa penal por la que ahora la trabajadora municipal ha sido ordenada en primera instancia prisión preventiva.

Tiempo después, cuando la niña declaró en la Sala Gesell, a través de su testimonio se pudo conocer las situaciones de abuso sexual que sufrió, sindicando al hombre que se encuentra preso como quien la convertía en su víctima cada vez que la dejaban sola. bajo su vigilancia.

Un peritaje psicológico practicado a la menor reveló que “ella formula un relato del que emergen experiencias de victimización sexual”, se menciona textualmente en este proceso penal.

El juez que se pronunció hace cuatro días a favor de dictar esta medida de coerción para el imputado valoró como «indicativo de explotación» cada situación en la que Gómez «tuvo bajo su vigilancia y mantuvo sola a la menor», oportunidades en las que utilizó» atacar su integridad sexual con impunidad».

Al día siguiente de su detención, el trabajador municipal tapalquense había sido llevado a los juzgados de Azul para ser interrogado.

En esa audiencia, desarrollada en la fiscalía desde donde se investiga esta causa penal, declaró el hombre. Y negó haber sido autor de estos actos de abuso sexual en perjuicio de la niña por lo que continúa privado de libertad.

Pero ese testimonio, a criterio del Juez que conoce de este caso, “no es congruente” con los hechos investigados, teniendo en cuenta para ello las versiones brindadas por los padres de la menor cuando denunciaron lo ocurrido y, también, lo que niña contó cuando le tomaron declaración a través de la Cámara Gesell.

“Los fines de semana, la víctima menor de edad, en el momento en que habría sufrido los hechos narrados, se encontraba bajo la custodia del imputado”, lo que ocurría cada vez que acudía a visitar a sus familiares. Y cuando ninguno de ellos estaba y el trabajador municipal era el único que circunstancialmente se quedó con la niña, esos momentos “fueron aprovechados por Gómez para cometer el ilícito”, concluyó el juez garante para convertir la detención del imputado en prisión preventiva. .

LOS DATOS

En lo ahora resuelto, la jueza Suárez también sostuvo que se debe mantener la calificación penal que ha tenido hasta ahora este caso, teniendo en cuenta lo solicitado días atrás a la Defensa de los imputados, con motivo de que se solicitó la libertad. se presentó, que en ese caso tampoco funcionó. El rechazo a esa solicitud de libertad del trabajador municipal había sido arreglado el pasado 7 de abril por la titular del Juzgado de Garantías 3, cuando no dio lugar a una presentación realizada por la abogada Melina Bustos, quien días después dejó de actuar. ser el defensor privado del demandado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.