«Brasil va a garantizar la seguridad energética argentina»

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció este viernes que Brasil garantizará la seguridad energética de Argentina poniendo a disposición 2 gigavatios de energía eléctrica para el período comprendido entre mayo y septiembre.

“Brasil va a garantizar la seguridad energética de Argentina poniendo a disposición electricidad entre mayo y septiembre”, dijo Guzmán a Télam, al término de su encuentro con el ministro de Minas y Energía de Brasil, Bento Albuquerque, en São Paulo.

Guzmán se reunió con Albuquerque y los equipos técnicos de ambos ministerios en la sede de la Federación de Industrias del Estado de São Paulo (Fiesp), donde obtuvo el compromiso del Gobierno de Brasil de poner a disposición energía eléctrica para el sistema energético argentino.

La medida, según Guzmán al término del encuentro, “tiene un efecto inmediato en la certeza de nuestra economía”.

El entendimiento se alcanzó en el marco de una reunión realizada en el piso catorce de la sede industrial de Brasil, en el corazón de São Paulo, y se enmarca en la estrategia del Gobierno argentino para asegurar el suministro de energía hasta 2022, luego del acuerdo de gas anunciado ayer con bolivia

“Junto al acuerdo con Bolivia, nos da un horizonte de mucha mayor certidumbre en el campo energético para darle previsibilidad a la demanda”, dijo Guzmán a Télam.

Tras subrayar que el acuerdo con Brasil tendrá un «efecto inmediato» en el sistema argentino», el ministro señaló que están «diseñando una hoja de ruta para trabajar en la integración energética, buscando generar condiciones de marcos regulatorios y de desarrollo para elevar la escala productiva». que puede bajar el costo de producción y tener un impacto en la industria».

«TRABAJAMOS PARA MANTENER EL PODER ADQUISITIVO Y LOS INGRESOS»

Guzmán afirmó que el mundo está sufriendo una ola de inflación «sin precedentes» y reconoció que en Argentina esta situación golpea «fuertemente», por lo que el Gobierno trabaja «para mantener el poder adquisitivo y los ingresos y permitir que la economía siga recuperándose».

“Es una situación sin precedentes en décadas”, dijo Guzmán a Télam tras reunirse con el ministro de Minas y Energía de Brasil, Bento Albuquerque, en la sede de la Federación de Industrias del Estado de São Paulo (Fiesp).

Durante la jornada, el Gobierno brasileño informó que la inflación de marzo fue de 1,62 por ciento, el nivel más alto desde 1994 para el tercer mes del año, en el marco del impacto inflacionario que se registra a nivel global.

«Marzo ha sido el peor mes de inflación en todo el mundo. Vemos cosas completamente anómalas», dijo Guzmán.

“Había presión en la economía mundial por los precios y se sumaba la guerra en Ucrania, que es de enorme magnitud en cuanto al impacto en las cadenas productivas de alimentos, minerales y energía”, subrayó el ministro.

Como ejemplo, citó que en marzo en Holanda la inflación fue de 3,6 por ciento; y 2,5% en Alemania.

En el caso de Brasil, que subió un 1,62% en marzo, en los últimos doce meses acumula un aumento de más del 11%, más del doble de la meta fijada por el Banco Central de Brasil.

«Nuestras economías no están exentas» de la ola de inflación que se está dando a nivel mundial, dijo el ministro.

“En Argentina está golpeando fuerte esta difícil situación a nivel internacional y estamos trabajando para mantener el poder adquisitivo y los ingresos y permitir que la economía siga recuperándose”, subrayó Guzmán.

Previo al encuentro con Alburquerque, el ministro fue el orador principal en un encuentro al que asistieron 200 empresarios locales, que se desarrolló en el auditorio de la Fiesp.

Allí, el funcionario explicó los fundamentos de la macroeconomía argentina y las oportunidades de negocios e inversión en el país por parte de los empresarios de su principal socio comercial.

El embajador en Brasil, Daniel Scioli, destacó la visita de Guzmán como un paso más en la integración y sobre todo porque el encuentro había sido solicitado por el titular de la Fiesp, Josué Gomes da Silva, quien posee inversiones textiles en Santiago del Estero y es un gran conocedor del tejido industrial argentino.

“Que Brasil garantice la seguridad energética de la Argentina enviando electricidad según sea necesario entre mayo y septiembre es una meta cumplida del trabajo coordinado que venimos realizando desde la embajada junto al ministro Guzmán frente a las autoridades brasileñas”, dijo Scioli.

En declaraciones a los empresarios, el ministro enfatizó que «Argentina y Brasil son países hermanos que tienen que trabajar juntos» y que el desafío del momento es llevar a cabo «una agenda conjunta para el desarrollo del sistema energético en nuestro continente».

“Debemos trabajar con Brasil sobre la base de una política de Estado que debe fortalecerse independientemente de quién gobierne cada uno de nuestros países, apostamos por el trabajo del embajador Scioli y las líneas trazadas por nuestro presidente para poder avanzar en una mayor integración económica y mayor inversión y desarrollo», dijo Guzmán.

“Vemos una gran oportunidad para avanzar en una mayor integración de nuestras economías y aumentar la escala productiva en sectores estratégicos”, dijo Guzmán, tras destacar que en Argentina “estamos teniendo una recuperación productiva muy fuerte”.

“En Argentina hay un llamado Plan Gas que fue un éxito. Ahora tenemos una mejor condición en el contexto de la crisis energética internacional que se vive”, agregó el ministro.

«Estamos ejecutando un plan general de desarrollo de infraestructura para el sector energético. Sería ideal hacer lo mismo con Brasil, un mercado energético integrado», dijo Guzmán.

El titular del Palacio de Hacienda invitó a los empresarios brasileños a invertir en Argentina al señalar que «el recurso energético más importante es Vaca Muerta» y que «hay oportunidades en upstream, petróleo y gas, para desarrollar nuevos mercados regionales de gas natural».

Guzmán aseguró que también están trabajando «para poder producir GNL» en Argentina y convertirse en un país exportador.

Divisas

Respecto al mercado cambiario, el ministro dijo que “la brecha cambiaria, la diferencia entre el tipo de cambio paralelo y el tipo de cambio oficial, está disminuyendo significativamente, del 120% al 70%, tras la aprobación del acuerdo con el FMI” .

“Estamos buscando una agenda conjunta para el desarrollo del sistema energético de nuestro continente. Los países que tienen un papel más determinante en esto son Brasil y Argentina por sus condiciones económicas y también por los recursos que tienen”, remarcó. .

El ministro destacó la recuperación de la economía argentina en 2021 y en el primer trimestre de 2022, y señaló que hay oportunidades para la industria brasileña con el desarrollo de la energía producida en los campos de Vaca Muerta.

“La energía es muy importante para la relación con Brasil: queremos una agenda conjunta para el desarrollo de nuestros países”, enfatizó Guzmán, cuya agenda continuó esta tarde en Brasilia, donde sostendrá un encuentro con el ministro de Economía, Paulo Guedes.

Al cierre del encuentro, el presidente de la Fiesp destacó la «fuerte recuperación económica» de Argentina.

«Tenemos la certeza de que se están abriendo canales para facilitar el comercio y la inversión. La recuperación de Argentina es muy importante para ambos países», dijo Gomes da Silva, hijo del empresario José Alencar, quien fue vicepresidente durante la administración Luiz. Inácio Lula da Silva entre 2003 y 2010.

La comitiva que acompañó a Guzmán estuvo integrada por el secretario de Política Económica, Fernando Morra; el subsecretario de Planificación Energética, Santiago López Osornio; el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias; el director del Banco Central, Guillermo Hang; y la Jefa de Gabinete de Política Económica, Mariana Quarteroni, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.