Con prisión preventiva confirmada por intentar abusar de dos menores

La Sala Penal departamental confirmó la prisión preventiva que un juez de Garantías había dictado hace unos días a un albañil acusado de querer abusar sexualmente de dos menores, hecho ocurrido en Chillar el pasado domingo 27 de marzo, y al día siguiente será sancionado. conducir a su arresto.

Identificado como Claudio Mauricio Potes y de 31 años de edad, se encuentra privado de libertad temporalmente en la subcomisaría ubicada en la localidad vecina perteneciente al Partido de Azul, a la espera del otorgamiento de un cupo por parte del Servicio Penitenciario Bonaerense para que sea trasladado a una cárcel local.

Luego de haber ordenado su detención, el Juez de Garantías Federico Barberena fue quien también, en primera instancia, ordenó la prisión preventiva del imputado, medida cautelar que fue ratificada hace dos días por el departamental Alzada a través de una resolución que lleva las firmas de dos de sus miembros: Agustín Echevarría y Carlos Pagliere (h).

Teniendo en cuenta las características del episodio que se investiga -a través de una causa radicada en la UFI 6 que conduce la fiscal Karina Gennuso en los juzgados de Azul-, el albañil preso sigue siendo considerado el probable autor de los delitos de Violación del domicilio en contienda real con abuso sexual simple (dos actos) en grado de tentativa.

La validez de su prisión preventiva fue resuelta en esta segunda instancia cuando un recurso interpuesto por los abogados que apadrinan al albañil en este caso fue desestimado “por improcedente” por la máxima Cámara de Apelaciones departamental: Osvaldo Bolpe y Mauricio Camozzi.

Termino ahora

Como «claro indicio de obstrucción probatoria» valorado para confirmar esta prisión preventiva, los chambelanes tuvieron en cuenta «la conducta de los acusados, que no sólo accedieron a la residencia de las víctimas menores de edad con conocimiento evidente de quiénes eran y habiendo constató que estaban solos, ya que su madre había salido a trabajar -habiendo identificado a la madre de los niños con su nombre completo al intentar agredir a la niña, siendo a su vez vecina cercana de la vivienda, en una ciudad relativamente pequeña en la que la mayoría de los habitantes se conocen-, lo que sumado a la acción evidenciada por Potes de intentar manipular a la menor de 14 años (a través de lo dicho en su intención de someterla sexualmente) no hace más que revelar la intención del imputado para entrometerse en la mente de la víctima y así lograr la impunidad, no advirtiendo circunstancias que me llevan a concluir que en caso de trans pasar por el proceso en libertad, el occiso no intenta influir en las víctimas o testigos para que modifiquen sus declaraciones”, escribió en la sentencia el chambelán Pagliere (h) y el juez Echevarría, actual presidente de la Alzada con sede en el tercer piso del Palacio de Justicia de Azul.

También se tuvo en cuenta para ratificar la prisión preventiva de Potes “el estado de vulnerabilidad y desprotección en que se encontraban los niños, del cual se aprovechó el imputado, y presumiblemente volverá a aprovecharlo para asegurar su impunidad en caso de recuperar su libertad.»

Según lo investigado, lo ya mencionado el pasado 27 de marzo, durante la madrugada ambos menores -un niño de diez años y su hermana- dormían en las habitaciones de esa casa de Chillar donde viven con su madre. cuando el albañil que aún se encuentra preso ingresó a dicho edificio con la intención de someterlos sexualmente.

Los gritos del niño, en presencia del hombre en su casa, despertaron también a su hermana, momento en el que la niña tomó un cuchillo para defenderse.

Las acciones del menor implicaron que Potes se dio a la fuga; lo cual ocurrió mientras ambas víctimas pedían ayuda a una vecina y luego llamaban a su madre, quien se encontraba trabajando en ese momento, para informarles sobre el hecho que habían sufrido.

“Potes en libertad podría influir no solo respecto a ellos”, se menciona en el fallo de la Sala al referirse a ambos hermanos menores, “sino también a su madre y a la vecina que informó asustada de la llegada a su domicilio de la niña”. , tiempo durante el cual esa mujer también pudo ver al imputado huir de esa casa a la que había entrado momentos antes con la intención de subyugar sexualmente a los muchachos.

“No puedo dejar de valorar, por otra parte, que Potes se encuentre imputado en una causa por el presunto delito de grooming, también ilegal contra la integridad sexual de los menores, lo que no sólo potenciará la eventual sanción a imponer, aumentando con ello el peligro de evasión de la justicia, pero también da la pauta de que el imputado tiene dificultades para accionar sus frenos inhibitorios y estar motivado por las normas, lo que hace razonable presumir que no se atendrá a las pautas establecidas por la jurisdicción en caso de siendo concedida la libertad, dando así un claro indicio de obstrucción a la acción de la justicia”, se concluyó en la sentencia que hace dos días dio como resultado que el imputado continuara en prisión.

LOS DATOS

“La medida cautelar en el tratamiento -prisión preventiva- es la más adecuada para asegurar el sometimiento del occiso al proceso. Sobre todo, teniendo en cuenta que es proporcional según el tiempo que el imputado haya estado detenido y la eventual sanción a imponerse, que por las características de los ilícitos cometidos, más la competencia con el caso de grooming que se encuentra en pleno proceso, será presumiblemente superior al mínimo legal y cumplimiento efectivo”, concluyó también la Sala Penal al resolver que Potes sigue privado de libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.