El Sagrado Corazón de Chillar

En su libro “Historia de mi Chillar”, el historiador Alberto Sarramone, ante la ampliación de las vías férreas que conducirían a la fundación oficial de la villa de Chillar, describe:

“Al momento en que la empresa Ferrocarril Sud decidió unir Olavarría con María Ignacia (Vela), existían dos ramales ferroviarios desde aproximadamente las dos últimas décadas del siglo XIX, que partiendo de la Plaza Constitución y bifurcando en Las Flores, seguían respectivamente por Azul-Olavarría y Tandil-Juárez, hacia Bahía Blanca Los ferrocarriles fueron, de hecho, los catalizadores del desarrollo argentino (…).

La nueva línea que partiría de Empalme Querandíes generaría la construcción de las estaciones 16 de Julio, Chillar y Tedín Uriburu. La solicitud de concesión la hace el FC Sud el 8 de agosto de 1906 al Senado de la Nación, se aprueba por ley provincial número 6380 del 24 de septiembre de 1909. Todos querían que los caminos pasaran por sus campos. Las obras comenzaron el 8 de diciembre de 1910 y finalizaron el 31 de diciembre de 1911. Dos años. Lo hacían básicamente polacos, italianos y vascos, con pala y carretilla. (…)».

Finalmente sentencia: “La estación fue inaugurada oficialmente el 12 de mayo de 1912. Pero doce días antes, un caballero inglés, Ingeniero, de apellido Meadows, había llegado hasta aquí y, descendiendo de un tren de balasto, mandó colocar los carteles que apareció por primera vez. quizás el nombre de nuestro pueblo. (…).». Y como corolario agrega: “Un decreto de 23 de noviembre de 1915 dispuso: ‘Modificarse el artículo de la resolución de fecha 4 del actual… en el sentido de que el pueblo de Chillar se ubica en el Partido de Azul.’ Hasta ese momento dependía de Benito Juárez.

para la gloria de Dios

Durante muchos años, la Iglesia de la Estancia San Ramón, perteneciente a Mercedes Castellanos de Anchorena, fue el espacio que reunía a la feligresía chillarense. Sin embargo, a fines de la década de 1910, Rosa Irene Anchorena de Fernández, sobrina de la conocida dama, decidió donar los recursos necesarios para la construcción de un templo frente a la plaza del pueblo y, finalmente, en agosto de 2008, fue declarado de interés municipal, integrante del patrimonio arquitectónico y urbanístico de la localidad de Chillar y la comarca de Azul, mediante Ordenanza N° 2.689/08.

El donante…

Rosa Irene del Corazón de Jesús de Anchorena Aguirre nació el 28 de junio de 1869 en la ciudad de Buenos Aires. Sus padres fueron Juan Nepomuceno Anchorena Arana (16 de mayo de 1829-19 de octubre de 1895) y Josefa Aguirre Ibáñez (3 de diciembre de 1836-14 de octubre de 1870), casados ​​el 16 de marzo de 1861.

El 3 de diciembre de 1895 contrajo matrimonio con Juan Antonio Fernández Torres, nacido en Buenos Aires el 19 de agosto de 1864, nieto y homónimo del célebre médico salteño. Tuvieron cuatro hijos: Juan Antonio, Josefina Rosa, Marcelo Germán y Florinda.

A principios del siglo XX, en 1907, el matrimonio encarga al arquitecto francés Edouard Le Monnier la construcción del que hoy se conoce como «Palacio Fernández Anchorena». Sin embargo, cuando la mansión estuvo terminada -dos años después del encargo-, nunca fue habitada por sus primeros dueños. El matrimonio en ese momento residía en París, Francia, donde habían decidido quedarse luego de un desafortunado accidente que impidió definitivamente a Juan Antonio caminar con naturalidad.

Tiempo después, sin llegar a conocerlo tampoco, gracias a la generosidad de Rosa y su marido, se inauguró en Chillar el 25 de abril de 1920 la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, para la que el matrimonio aportó prácticamente todos los recursos necesarios.

El gran día…

La inauguración de la Parroquia tuvo lugar el día de San Marcos Evangelista. La iglesia, al igual que la casa parroquial y el Hogar «Cristo Rey», son de estilo neocolonial y fueron diseñadas por el arquitecto Martín S. Noel, autor de la remodelación de la casa del matrimonio Rodríguez Larreta-Anchorena (Enrique y Josefina) en el barrio porteño de Belgrano y la construcción del castillo de la estancia «Acelain» en Tandil, también propiedad de la misma pareja.

Como Rosa y Juan Antonio no pudieron salir de la capital francesa (debido a sus problemas de salud), el templo contó con el patrocinio de la tía del donante, Mercedes Castellanos de Anchorena, sus primas, Josefina Anchorena de Rodríguez Larreta y Aarón Anchorena, y su hijo. , Marcelo Germán Fernández Anchorena.

Una crónica fechada el 12 de octubre de 1926, publicada en el semanario «El Heraldo» (Año III, N° 105), narra brevemente los hechos ocurridos algunos años antes:

“El 24 de abril, un sábado por la tarde, Monseñor Agustín Piaggio (QEPD) bendijo las campanas. Era ya entrada la tarde cuando una dulce y pacífica conmoción recorrió todos los corazones.

Por primera vez en Chillar se escucharon los alegres toques de las campanas benditas, invitando al pueblo a la casa de oración.

Monseñor Piaggio se dirigió a los fieles, explicando el significado de la ceremonia y mostrando cómo la voz de las campanas era la voz de Dios llamando a los cristianos a cumplir con sus deberes hacia Él.

El domingo 25, a las 10 horas, se bendijo la Iglesia, altares, imágenes, etc. Siendo padrinos de la iglesia la señora Mercedes C. de Anchorena, en representación de su sobrina la señora Rosa Irene Anchorena de Fernández y el señor Marcelo Fernández Anchorena.

don Aarón Anchorena, en representación de don Juan Fernández Anchorena y doña Josefina Anchorena de Rodríguez Larreta, en representación de doña Estanislada A. de Paz, y padrinos de las imágenes y de los altares los demás miembros de la familia allí presentes.

Inmediatamente dio comienzo la misa solemne, que ofició el párroco de Azul, P. Cáneva, asistido por el párroco de Juárez, P. José M. Suárez García y el Rev. Gelasio Goenaga (diácono y subdiácono), y maestro de ceremonias. el nuevo capellán. vicario p. José A. Carballo.

La parte musical estuvo a cargo de las alumnas del colegio Inmaculada de Azul, bajo la dirección de la Hna. Henrietta”.

En la ocasión, además, se descubrió una placa en el templo y hablaron los vecinos Delia Pomphile y Sebastián Darmandray.

A la celebración asistieron un gran número de familias de Benito Juárez, Olavarría, Azul y Tandil. También estuvieron presentes el entonces alcalde de Azul, Abelardo Cano, y el exjefe comunal desplazado, José María Lier, ambos radicales encarcelados por luchas internas del Partido que les llevaron a riñas, teniendo lugar el último intercambio público entre ambos personajes de Chillar. . política azul.

Ese día también fue la última vez que Mercedes y su hija Josefina estuvieron juntas públicamente en tierras azuleñas… Mercedes falleció poco más de dos meses después…

El sacerdote español Miguel José Carballo había llegado a Chillar hacia 1917, convirtiéndose en el primer párroco de la localidad, doctor en Derecho Canónico y Derecho Civil. Fue también un gran «pilar» a la hora de la construcción de una obra magnánima en la que desplegaría su virtuosismo religioso durante casi cuarenta años, ganándose el corazón del pueblo.

Un precursor…

El responsable de la obra neocolonial (de relevancia nacional por su antigüedad en el marco de esa corriente), fue el bonaerense Martín Carlos Segundo Noël (1888-1963). Arquitecto, historiador, escritor y docente, fue elegido también por la Unión Cívica Radical como Diputado de la Nación por la provincia de Buenos Aires (1938-1942).

Formado profesionalmente en París, fue uno de los principales impulsores del estilo neocolonial en Argentina y su obra arquitectónica se extiende por gran parte de América Latina.

Entre sus obras más reconocidas se encuentra su antigua residencia conocida como “Palacio Noël” donde desde 1942 funciona el Museo de Arte Hispanoamericano “Isaac Fernández Blanco” de la ciudad de Buenos Aires.

Fue miembro de diversas entidades y sociedades de arquitectura, arte e historia a lo largo de Latinoamérica, siendo Vicepresidente y posteriormente Presidente de la Academia Nacional de Bellas Artes de Argentina. Escritor prolífico, fue autor de numerosas obras sobre la historia del arte y la arquitectura en América Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.