«Habilitar un comercio en Azul requiere de una serie de trámites muy engorrosos y de un costo importante»

A raíz del veto total realizado por el alcalde Hernán Bertellys a la ordenanza aprobada en 2021, mediante la cual se sancionó el Código de Autorizaciones Comerciales, se realizó una reunión en el Consejo Deliberante en la que participó el presidente del bloque “UCR Evolución” participó. Jorge Ferrarello, la ex alcaldesa del espacio Paula Canevello, representantes de la CEDA, del Centro de Depósito, funcionarios del Departamento Ejecutivo y miembros de los demás bloques políticos que integran el órgano Legislativo.

Según se dio a conocer, la reunión -promovida por Evolución Radical- detalló el mecanismo de participación ciudadana que dio origen al proyecto original, aprobado por mayoría, del que formaron parte las instituciones presentes, además de AECA, el Consejo de Ciencias Económicas. , el Parque de Bomberos, y las áreas municipales de Cualificaciones, Catastro, Ingresos Públicos y Mesa de Entradas.

En ese contexto, se destacó que la presidenta del Consejo, Inés Laurini, resaltó en la oportunidad la importancia de la ordenanza en mención, “a través de la cual se compilan más de 60 normas que actualmente se encuentran dispersas, generando incertidumbre e inseguridad jurídica para quienes que desarrollan una actividad comercial».

Además, se hizo especial énfasis “en la realidad que se vive en los barrios de nuestra ciudad, donde el Instituto Azuleño de Políticas Públicas (IPPA) ha encuestado a una gran cantidad de pequeños negocios cuya autorización se torna imposible de cumplir y que constituye una realidad que debe ser abordado por la legislación local».

Asimismo, “las instituciones participantes destacaron la necesidad de contar con un mecanismo más ágil que permita iniciar las obras mientras se tramita la autorización correspondiente, y en ese sentido celebraron la creación de expedientes de propiedad que eviten las presentaciones repetidas de planos ante cada nuevo trámite de autorización y el costo económico en que debe incurrir quien realiza una actividad comercial”.

En cuanto a los argumentos esgrimidos en el decreto de veto emitido por el presidente comunal, “concejales del oficialismo se limitaron a informar que se trataba de una situación coyuntural ligada a la pandemia, lo que significa que ante el cambio de condiciones sanitarias podría avanzar”. en la insistencia».

En ese contexto, los representantes del Ejecutivo prometieron profundizar en algunos temas puntuales, para lo cual harán una propuesta que darán a conocer el viernes 13 de mayo, “día en el que se darán a conocer los pasos a seguir para la implementación del nuevo código”. , que busca facilitar los trámites a todos los vecinos que buscan emprender en el Partido de Azul”.

«Muy engorroso» y «un costo importante»

En diálogo con EL TIEMPO, la exalcaldesa Paula Canevello comentó ayer que “el proyecto que presenté en 2018, cuando recién comenzaba como regidora, fue participativo, es decir, en su redacción participaron los diferentes actores involucrados en el tema. »

Como se mencionó anteriormente, esta iniciativa -luego de un extenso recorrido legislativo y una pandemia de por medio- fue aprobada por mayoría y posteriormente vetada por el Ejecutivo Municipal.

En alusión a la esencia del proyecto, Canevello explicó que “el enfoque de los comerciantes es que abrir un negocio requiere una serie de trámites muy engorrosos -con muchos requisitos- y un costo económico importante, lo que implica que para iniciar una actividad se tiene que invertir mucho dinero, que no se recupera. Además, esta situación no permite empezar a trabajar para poder cobrar ese dinero”.

Y por otro lado, también, “existe la necesidad de poder registrar las empresas que están operando -de alguna manera- en situación de competencia desleal con las que están habilitadas, que tampoco pueden acceder al hecho de estar en regla”. en la forma en que hoy se está planteando el proceso».

De igual manera, el líder de Evolución Radical comentó que la reunión tuvo como objetivo volver a poner el tema sobre la mesa y poder reactivar el tema en cuestión.

Como resultado final, desde el Ejecutivo “se propuso hacer algunas modificaciones porque entienden que hay cosas que revisar. Así fue que acordamos volver a reunirnos el 13 de mayo con la propuesta de la Municipalidad”.

«Lleva a mucho la gente decide abrir en otros lugares»

Por su parte, Paula Canevello consideró que la situación actual “lleva a muchas personas a decidir abrir sus negocios en otras localidades y no en Azul”.

“Hay negocios que no necesitan estar en esta ciudad por el negocio y luego se van a Tandil u Olavarría donde tienen menos requisitos y pueden empezar prácticamente sin nada, ya que hacen autorizaciones a largo plazo, mientras que aquí parece que todo el tiempo estamos poniendo trabas a la economía local y al empresario que quiera apostar por Azul”, explicó el exconcejal, quien luego advirtió que “esto también tiene que ver con la modernización del Estado, que es una deuda pendiente para muchos años».

A lo anterior, Canevello agregó que “hoy todo es digital e incluso -una pandemia de por medio- se han abierto muchos caminos en ese aspecto. Mientras tanto, en el Municipio de Azul seguimos con el papel y el archivo, lo que atrasa mucho estos temas”. en términos de tiempo.

Finalmente, el exdiputado de Azul señaló que ahora resta esperar el regreso del Ejecutivo con las modificaciones realizadas al proyecto, ya que “el resto de los regidores presentes -todos los bloques estuvieron representados en la reunión- coincidieron en insistir sobre el veto».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.