«Hay gente que aún le cuesta aceptar que los animales tienen sentimientos»

Por Laura Méndez

de la Redacción de EL TIEMPO

La psicóloga María Scaglia presentará su segunda obra literaria: “Tan diferentes, tan iguales” este sábado a las 17:00 horas en su campo. Pero es importante revisar la vida del terapeuta. Vivió en CABA hasta que decidió dar un giro a su vida y se mudó a Azul, al mundo del campo.

Ella, de niña, llegó a la tierra habitada por su familia, incluso su abuelo tenía caballos de carrera. Fue así que decidió, luego de trabajar quince años con niños y adolescentes en riesgo en Buenos Aires, implementar la terapia con animales, en este caso, los caballos fueron sin duda su atractivo.

De esta forma, desde ese momento, trabaja con caballos con terapias asistidas sin montura. Es decir que el trato implica una relación humana con el animal.

Finalmente, después de tal experiencia, escribió dos libros.

El segundo se dará a conocer el sábado a las 17:00 horas en su cancha, que se encuentra por el camino viejo a Tandil hasta el cartel de SENASA, doblar a la izquierda 500 metros.

Una de las fotógrafas Yolanda Lombardi que trabajó en la obra estará en la oportunidad. También el ilustrador y uno de sus amigos Lucas Paredes.

EL TIEMPO conversó con Scaglia quien contó cómo será la dinámica de la presentación.

«Una caricia al alma»

En primer lugar, precisó que “la idea es contar el por qué del libro, cuya temática se va a abordar. Habrá un momento en el que podrán hacer preguntas y lo más importante es que sepan el manada que ellos son los protagonistas: los caballos».

Del mismo modo continuó que “en marzo la editorial me entregó los ejemplares, así que la gente que lo leyó y los retornos, aunque son pocos, pero fueron una caricia al alma. Es decir, quería hablar en un lenguaje muy sencillo, y que pueda ser entendido por personas que nunca han tenido contacto con un caballo. Se ve que el mensaje se transmitió claramente».

Anticipó sobre el libro que “por un lado, mostrar que, a pesar de las diferencias anatómicas de las especies, se parecen mucho más a nosotros de lo que pensamos. Por ejemplo, los sentimientos, es decir, hay personas que todavía lo pasan mal. aceptando que los animales tienen sentimientos, quizás los manejen de manera diferente a nosotros, los seres humanos”.

Continuó diciendo sobre el libro que “por otro lado también muestra la etología equina, es decir la naturaleza de los caballos, no digo en estado salvaje pero resalta cómo la domesticación no se sabe hasta qué punto es una ventaja porque a veces los humanos, les hacemos vivir contra su naturaleza encerrándolos, dándoles una alimentación que no es la adecuada, no les damos lo que realmente necesitan porque tenemos una visión muy antropocéntrica”.

Por ejemplo, ante las inclemencias del tiempo nos refugiamos porque queremos estar dentro de nuestras casas cuando hace frío, creemos que el animal está feliz dentro de una caja porque lo estamos abrigando y en realidad no lo estamos. Necesita, siendo una presa libre, sentirse seguro».

Para finalizar la charla, dio su opinión sobre el maltrato animal. Consideró que «no es natural usarlos para montar, jugar al polo, montar a caballo, son temas muy controvertidos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.