La canasta de Precios Cuidados llegaría la semana que viene a los almacenes de Azul

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Comercio Interior, sumó desde el pasado lunes una canasta complementaria para los comercios locales dentro de Precios Cuidado.

Al parecer, entre esta semana y la próxima, estos 60 productos esenciales estarían disponibles en mayoristas para que lleguen lo antes posible a las tiendas locales y supermercados chinos.

¿Llegará esta canasta a la ciudad? Esa es la pregunta que se hacen los comerciantes del sector y también los consumidores que compran a diario en estos comercios. Para tratar de conocer detalles sobre esta situación, EL TIEMPO conversó ayer con Claudio Tiso, presidente del Centro de Comerciantes Minoristas de Azul (CALMA).

«Tienen que llegar a todo el país»

Al inicio de la conversación con este diario, el comerciante local señaló que estos productos “en teoría ya deberían estar ahí, pero no están. No están en el AMBA y mucho menos adentro”.

Según Tiso, el presidente de la Federación de Bodegueros de la provincia de Buenos Aires, Fernando Savore, hizo un recorrido por distintas zonas del área metropolitana y “los productos no estaban o estaban más caros de lo que sugiere el Secretario de Comercio”.

En ese contexto, este miércoles se realizó una reunión con los mayoristas que deben abastecer a las tiendas con esta canasta y se firmó un compromiso para que los productos lleguen lo antes posible.

“En teoría, teniendo en cuenta el feriado, seguramente tendremos esta canasta la próxima semana en nuestras tiendas. Tienen que llegar a todo el país, pero es el empresariado el que no asume ese compromiso”, agregó el titular de CALMA.

«Nunca piensan en la gente, piensan en su propio negocio»

Por otro lado, Tiso aseveró que esta iniciativa es beneficiosa para las tiendas de barrio. “Apoyamos esta medida, el tema es que llegue la canasta”, dijo en ese contexto el comerciante azuleño, quien luego argumentó que esa propuesta “nos sirve porque es un precio de referencia”.

“Apoyamos Precios Cuidadosos aunque no ofrezcan los productos que nos gustaría. Te ofrecen mermelada de naranja, que es la que menos se vende, y no de durazno ni de ciruela; o te envían choclo cremoso y no de grano, que es el uno que se vende”, advirtió también Tiso.

En el mismo sentido, el presidente de CALMA consideró que “el error del Ministerio de Comercio es que consultan a los empresarios y no a los tenderos”.

“El empresario pone los productos que tienen menos rotación y lo toman como referencia. Son inteligentes, nunca piensan en las personas, piensan en su propio negocio. Esperamos que la próxima vez que armen una canasta nos consulten para que que sepan cuáles son los productos que más se venden”, subrayó también.

Este programa tendrá una duración de tres meses con la posibilidad de renovar la iniciativa por un período similar.

«Estamos subsistiendo y estamos contentos con el sorteo»

En otro tramo de la entrevista sostenida ayer con esta mañana, Claudio Tiso se refirió al impacto de la inflación en el rubro del que forma parte. “Estamos pasando por un escenario totalmente negativo, ya que cada vez que reemplazamos hay un aumento. Y realmente, cada vez que hay un aumento, perdemos dinero, ya que estás vendiendo con una ganancia que se licua con cada aumento”, explicó. el presidente del Centro de Tenderos Locales.

El comerciante azuleño enfatizó que “la inflación no beneficia a nadie y mucho menos al consumidor final. La verdad es que estamos jugando al sorteo, aunque sea”.

“Para abrir el negocio tenemos el 18 por ciento de los gastos de operación. Ahí empezamos. Luego, cuando nos aumentan un 10 o un 12 por ciento, se licua la ganancia que teníamos. Por eso estamos sobreviviendo y con un empate estamos contentos” , expresó.

«El tema de las subidas es constante»

Por último, Tiso afirmó que “el tema de las subidas es una constante. Ahora tenemos dos o tres nuevas subidas. Se tardan un poco de semana cada una: la semana pasada subió una, ahora otra, la semana que viene otra distinta. Y así sucesivamente”.

“Antes cuando la suba era de 2 o 3 por ciento no le dábamos importancia. Ahora te suben 10 o 15 por ciento. Ese es el tema. Lamentablemente la inflación se disparó desde principios de año y cuando el presidente dijo eso iba a dar guerra fue cuando aumentó aún más. Los empresarios lo ignoraron y armaron otro colchón nuevo”, concluyó el presidente de CALMA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.