Podemos Azul «acompaña la rezonificación sólo para la construcción del PROCREAR II»

LA POSICIÓN DE LA ASOCIACIÓN DE VECINOS

Podemos Azul “acompaña la rezonificación solo para la construcción de PROCREAR II”

Este concepto se vertió desde el bloque formado por los concejales Natalia Colomé, Gisella Hiriart y Juan Louge. “Nos comprometemos, si la iniciativa prospera, a recomendar y controlar que se cumplan las normas y procedimientos necesarios para que el proyecto que hoy se plantea -y que pretende ser una solución al déficit habitacional- no sea un problema en 10 o 20 años.” También apuntó.

Al dar a conocer su posición sobre la propuesta de construir 800 viviendas en la ex Plaza Curtiembre, presentada por el Ejecutivo Municipal, el bloque de alcaldes del grupo Podemos Azul informó que acompañará el proyecto de ordenanza, «permitiendo avanzar en las gestiones para la construcción de viviendas en terrenos pertenecientes a la antigua Plaza Curtiembre, a través del programa PROCREAR II». Además, “nos comprometemos, si la iniciativa prospera, a recomendar y controlar el cumplimiento de las normas y procedimientos necesarios para que el proyecto que hoy se propone -y que pretende ser una solución al déficit habitacional- no sea un problema dentro de 10 o 20 años», señaló.

Para ello, Podemos Azul propuso una modificación al proyecto planteado por el Ejecutivo, agregando un artículo donde se determine que la rezonificación solicitada al Consejo Deliberante de R3 a R1a es “ad referéndum”, quedando sujeta a la aplicación exclusiva para el PROCREAR. programa. II, “de lo contrario, quedaría sin efecto”.

“Sabemos que el propietario del inmueble ha realizado los trámites necesarios ante la OPDS (Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible), autoridad para la aplicación de la normativa ambiental, para obtener el certificado ambiental, el cual aún se encuentra pendiente”, se precisó.

De igual forma, desde Podemos Azul se enfatizó que “el derecho a acceder a una vivienda digna para muchas familias debe ser una prioridad, que debe ir acompañada de decisiones responsables, control durante su gestión y ejecución, además de políticas públicas sostenidas en el tiempo”. .

Por ello, consideraron, “se deben evaluar, planificar y gestionar medidas para reducir el impacto que inevitablemente generará una mayor densidad de población (número de habitantes por unidad de superficie). Si se construyen 800 viviendas (como anunció el alcalde Bertellys), tendríamos un promedio entre 2.400 y 3.200 habitantes, equivalente a la población de Cacharí o Chillar, viviendo en siete hectáreas, de las cuales se deben restar las hectáreas que deberían destinarse a calles y espacios verdes/comunitarios.

Finalmente, se destacó -respecto a los servicios- que “para atender la demanda será necesario generar una subestación eléctrica, la ampliación de los pozos de captación de agua potable, que tienen que ser de muy buen desempeño para ese número de vecinos, así como el alcantarillado y la ampliación de la red de gas domiciliario; porque esta zona contempla actualmente una densidad de 200 habitantes por hectárea, algo que puede duplicarse e incluso triplicarse según el número de ocupantes de cada vivienda”.

“Este es el inicio de un proceso que vamos a acompañar y controlar con el principal objetivo de mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad”, concluyeron desde Podemos Azul.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.