Reconocimiento para una profesión que asumió un rol clave en la pandemia

El Día del Kinesiólogo es una oportunidad para reconocer el trabajo incansable de los profesionales que, durante la pandemia del COVID19, jugaron un papel destacado. Su trabajo en el campo de los cuidados intensivos en los centros de salud fue una contribución clave para salvar vidas y recuperar pacientes que pasaron por la difícil experiencia de tolerar la intubación y los tratamientos con respiradores artificiales.

Nucleado en el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires (CoKiBA), que actualmente cuenta con más de 9.000 inscritos, este dato muestra el constante crecimiento de esta profesión en el campo de la salud, ya sea en la actividad privada de consultorios privados, clubes y clínicas de rehabilitación así como dentro del sistema público, en hospitales y centros asistenciales distribuidos por toda la provincia.

El incremento sostenido de matrículas se materializa con el acto Jura que se realiza todas las semanas en la Sede de CoKiBA, en la ciudad de La Plata, donde las nuevas generaciones inician su actividad como profesionales registrados. Por otro lado, en cada una de las diez Delegaciones Regionales, distribuidas por todo el territorio porteño, se entregan medallas de reconocimiento a los profesionales que cumplen 25 y 50 años de servicio, así como múltiples actividades de difusión y concientización de las inquietudes de la kinesiología.

“En este día tan especial celebramos “nuestro día”. Lo hacemos con agradecimiento y reconocimiento a todos aquellos que en cada consultorio, en cada hospital o clínica, en la docencia y la investigación, ponen en alto nuestra profesión con su trabajo y su compromiso, con su entrega y su dedicación”, afirmó el presidente de Cokiba, Juan Felipe Orta.

La actividad de esta institución colegiada con acceso a toda la provincia de Buenos Aires es variada y apunta a fortalecer el vínculo de los profesionales con la comunidad y dentro de la profesión. Por ejemplo, la oferta de cursos de formación y actualización permanente en especialidades kinésicas se concreta a través del Virtual Training Camp (CEV), una innovadora plataforma en línea que CoKiBA pone a disposición de sus afiliados, donde se encuentran docentes y especialistas de primer nivel.

Detrás de cada iniciativa, CoKiBA acompaña el trabajo incansable de cada profesional de la kinesiología, buscando además el reconocimiento y difusión de sus habilidades específicas para ampliar aún más el horizonte de esta profesión que viven con pasión y espíritu de servicio. La entidad desea en este día un Feliz día para los kinesiólogos y kinesiólogas.

La celebración

En Argentina, el «Día del Kinesiólogo» se celebra cada 13 de abril, ya que en esa fecha, pero en 1937, se crea la primera escuela de Kinesiología en el ámbito de la Universidad de Buenos Aires.

Entre los primeros antecedentes del ejercicio de la profesión en el país, se encuentran los cursos de Kinesiterapia que dictó la doctora Cecilia Grierson en 1904. Y en 1922 se comenzó a dictar un curso similar, con una duración de dos años, a pedido de la Dra. Octavio Fernández, quien fue considerado el primer Magíster en Kinesiología del país. (DIB)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.