Un grupo de vecinos trabaja en un proyecto para poner en valor el Cementerio Municipal

la pediatra Pilar Álvarez; Dolores Lynch, integrante del Grupo Jardín; y el arquitecto Augusto Roca, brindaron detalles a EL TIEMPO sobre el proyecto comunitario del que forman parte y cuyo objetivo es poner en valor el Cementerio Municipal. Según explicó durante la entrevista, la iniciativa se centra en cuatro ejes centrales: seguridad, acondicionamiento, paisajismo y turismo.

Más allá del rol de concejal que actualmente ocupa el Dr. Álvarez, se enfatizó que el proyecto está totalmente alejado de cualquier tipo de tinte político partidista.

Un proyecto «totalmente comunitario»

Al inicio de la charla, fue precisamente la pediatra quien dijo que varios vecinos la contactaron -debido al interés mostrado públicamente por la profesional respecto a las condiciones del Cementerio- con el fin de conformar un grupo de trabajo con el propósito de mejorar el estado. de ese espacio.

“Cuando empezamos a ver cómo hacerlo desde el Concejo, consideramos que esto tiene más que ver con el Ejecutivo y cómo trata a los vecinos de los diferentes partidos políticos -ya que esto no tiene que ver con ningún sector en particular sino que es totalmente comunitaria- decidimos hacer un proyecto para presentarle al Alcalde para mejorar el Cementerio Municipal”, dijo Pilar Álvarez, quien inmediatamente advirtió que “queremos implementar una de las partes de esta propuesta, si nos dan la autorización y conseguimos los fondos para llevar a cabo la obra».

Asimismo, el intendente local señaló que “la otra parte de la propuesta se compone de ideas que el Ejecutivo puede implementar para hacer un trabajo más integral en lo que tiene que ver con la seguridad, el turismo, el acondicionamiento de las bóvedas, los panteones y las tumbas y el paisajismo».

«Devolver un poco del espíritu con el que fue creado»

Por su parte, Dolores Lynch comentó que si bien el grupo del que forma parte “tiene el objetivo de cuidar nuestros propios jardines, todo lo que tenga que ver con hacer un aporte para que Azul sea mejor, bienvenidos a echar una mano como hasta donde sabemos».

“Al rato nos dimos cuenta que varios de los integrantes de nuestro grupo tienen familiares en el cementerio de los disidentes”, se refirió en ese contexto y acto seguido anunció que “los que están en ese sector son de origen anglosajón, razón por la cual por eso es un cementerio de parque, con las tumbas en el suelo y las lápidas en la pared, antes había unos árboles muy grandes y luego los talaron, pero los tocones quedaron como de 80 centímetros de alto y lo que se dejó crecer crecer en el suelo».

Según lo informado por Lynch: «La idea ahora es sacar esos tocones, replantar árboles, resaltar el camino central y poner plantas con flores. En última instancia, remodelar un poco el lugar para devolverle algo del espíritu que tenía». fue creado en».

«Tratar de reducir el deterioro provocado por el hombre»

Por su parte, el arquitecto Augusto Roca mencionó que, desde su punto de vista profesional, “habría que restaurar muchas bóvedas, pero es muy difícil porque tiene un costo muy alto y requiere una mano de obra que hoy no existe. en Azul tampoco». .

“Lo que buscamos es tratar de reducir el deterioro que provoca el hombre, es decir, el vandalismo y el robo”, dijo.

Asimismo, Roca subrayó que “lo que se propone es que se tomen medidas de seguridad. Una es levantar el muro que da a la calle Arenales, que es muy bajo y de fácil acceso. También es fundamental tener en cuenta que el Cementerio sirve de paso”. ruta a los barrios que quedan atrás, ese paso se hace en moto generando ruidos molestos, o muchachos van con hondas y rompen cosas, eso habría que cortarlo para que el lugar tenga entradas solo para los que van y salen. »

“Como el Cementerio es tan grande, lo que proponemos es dividirlo en dos: la parte histórica que consta de tres recintos -uno de ellos es el de los disidentes- y la parte nueva, que es la más importante en dimensión. la idea es que haya un acceso para cada uno de estos dos sectores, cortando el paso por la mitad”, explicó el profesional azuleño.

Roca también consideró fundamental que «hay un control en cada acceso, ya que en una de las encuestas que hicimos nos dijeron que había bandas de chicos que se reunían allí haciendo desmanes y lo calificaban de peligroso».

“Actualmente no hay seguridad para las personas ni para las cosas en el Cementerio, por lo que de esta forma se podrían acotar mucho los problemas”, dijo el arquitecto local.

«Debe haber personal de seguridad»

Por otro lado, Pilar Álvarez dijo que a través de la Taquilla Municipal se ingresó una solicitud de audiencia con el alcalde Hernán Bertellys y el secretario de Servicios Públicos, Arturo Roca, para entregar el proyecto y poder conversar sobre los objetivos de la iniciativa. .

A su vez, el pediatra apuntó que “notamos que se ponen cámaras pero al día siguiente ya están rotas. Por eso creemos que debería haber personal de seguridad en el Cementerio, ya sea público o de una empresa privada. Eso correspondería”. decidirlo al Ejecutivo».

“Me parece que es la única forma en que se detendrá el robo y el vandalismo”, agregó.

«El cementerio tiene una historia muy importante»

Al finalizar la charla, el Dr. Álvarez dijo que en materia de Turismo “estamos trabajando con Marcos Castiglione, que forma parte del círculo de profesionales de ese sector, y con el historiador Eduardo Agüero”.

“Pretendemos diagramar circuitos temáticos, como uno relacionado con la masonería y otro que tiene que ver con temas policiales”, dijo.

Finalmente, Álvarez aclaró que “el Cementerio tiene una historia muy importante y realmente no hay muchos así en la provincia de Buenos Aires”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.