ya son 13 los países que reportaron casos

Los casos de niños sanos que desarrollan hepatitis de origen desconocido siguen aumentando en el mundo. Este trastorno ya fue diagnosticado en Japón en un niño que había dado negativo en la prueba de Covid-19 y de adenovirus. Con este caso, ya son 13 los países que han notificado informes sobre el brote de hepatitis.

En Canadá también se investigan casos, aunque aún no están confirmados y no se ha precisado el número. En la región, una asociación de profesionales médicos dedicados a las enfermedades hepáticas emitió una alerta para América Latina.

El Ministerio de Salud de Japón informó que el caso fue informado por las autoridades locales el 21 de abril. El paciente no requirió un trasplante de hígado. Mientras tanto, la Agencia de Salud Pública de Canadá admitió que estaba investigando informes de hepatitis aguda grave de origen desconocido en niños pequeños. No reveló el número de casos ni su ubicación.

Se sospecha que un adenovirus podría estar asociado al brote de hepatitis, pero aún se investiga en diferentes países para esclarecer el origen de la infección que provoca la inflamación del hígado.

Desde el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires informaron que “hay tres casos de hepatitis en niños en estudio. Pero hoy no se puede confirmar que sean casos sospechosos de hepatitis de origen desconocido. Están haciendo el primer lote”. de estudios y pueden deberse a otros virus comunes. Estamos a la espera de serología y estudios clínicos»

En las Américas, la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (Aleh) alertó ayer a los profesionales de la salud a estar alerta ante la posibilidad de que aparezcan casos sospechosos de hepatitis de origen desconocido.

Señaló que “la asociación con la infección por adenovirus es la hipótesis más fuerte hasta el momento y se emitió una alerta para notificar cualquier caso que reúna las siguientes características: niños menores de 10 años con [de los valores] de AST o ALT superior a 500 U/L descartando las causas habituales, acompañada de ictericia, diarrea, vómitos y dolor abdominal».

El pasado lunes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) había informado de que se había registrado al menos una muerte en relación con el misterioso brote de hepatitis que afectaba a niños. Contó 169 casos de «hepatitis aguda de origen desconocido» de 12 países.

Los casos reportados por la OMS

Los casos reportados por la OMS se registraron en niños entre un mes y 16 años de edad. Del total, 17 (aproximadamente el 10%) requirieron trasplantes de hígado tras contraer la enfermedad, que suele provocar dolor abdominal, diarrea o vómitos. La OMS no aclaró en qué país ocurrió la muerte. En la mayoría de los casos no presentan fiebre, y en ninguno de ellos se han detectado los virus normales asociados como hepatitis A, B, C, D y E.

«Todavía no está claro si ha habido un aumento en los casos de hepatitis o un aumento en la conciencia de que los casos de hepatitis ocurren al ritmo esperado pero no se detectan», dijo la OMS en un comunicado. Los expertos dicen que los casos pueden estar relacionados con un virus comúnmente asociado con los resfriados, el adenovirus, quizás el tipo 41, pero se están realizando más investigaciones.

«Aunque el adenovirus es una hipótesis posible, el agente causal está bajo investigación», dijo la OMS. Se detectó una cepa de adenovirus conocida como F tipo 41 en más de 70 casos. Además, al menos 20 de los niños dieron positivo por coronavirus. La agencia de salud de Naciones Unidas pidió a las redes de salud que han identificado casos, pero también a otros países que continúen con las investigaciones y tomen medidas preventivas.

La OMS recomendó el lavado frecuente de manos, taparse al toser, y análisis de sangre, suero, orina y heces de los afectados para analizar y secuenciar los posibles virus causantes. Desaconsejó medidas restrictivas en la entrada o salida de los países.

Una de las hipótesis que está investigando la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido es que la falta de exposición al adenovirus común, que comúnmente causa malestar estomacal y resfriados, durante la pandemia de coronavirus ha provocado enfermedades más graves entre los niños. De los 53 casos analizados en el Reino Unido, 40 (75%) mostraron signos de infección por adenovirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.